Bipolaridad

La bipolaridad es un trastorno afectivo y los trastornos afectivos incluyen el trastorno bipolar y la depresión. Aunque, según mi siquiatra, los síntomas pueden confundirse con otras enfermedades como esquizofrenia o “borderline personality”.

La bipolaridad es entonces un trastorno afectivo el cual afecta la química del cerebro y causa cambios en los estados de ánimo que a menudo provocan respuestas que no son lógicas a eventos externos.  Los triggers pueden ser situaciones e incluso personas.  En mi caso algunas personas y viajes son triggers de mis manias.

Además, es una enfermedad genética que afecta la química cerebral. Esta anormalidad en la química del cerebro provoca dificultades en el control de las emociones fuertes y causa periódicamente episodios de manía y depresión.

IMG_5057

me

La bipolaridad es entonces cambios repentinos en el estado de ánimo que varían entre manía y depresión.  Algunos de los síntomas con los que luchamos los bipolares los describo abajo:

  • Montaña rusa de emociones.  A veces me siento con mucha energía, euforia y  otras veces muy irritable y deprimida.   Me aburro fácilmente y pierdo interés en actividades que antes me gustaban… he dejado el tennis y la poesía por una cama con mi manta y un podcast deprimente.  Muchas veces en depresión,  me encierro en mi estudio con la TV prendida sin verla.  Hay también un sentimiento de vacío.
  • Fatiga.  Cansancio todo el tiempo.
  • Pensamientos acelerados y fuera de la realidad.  Parloteo rápido, expreso muchas ideas a la vez sin que tengan mucho sentido.  No dejo hablar a las personas que tengo cerca… salto de un proyecto a otro… bipolar creativity… pero a veces se queda en nada.
  • Falta de concentración.  Me cuesta concentrarme y prestar atención.  Me encanta leer pero me cuesta leerme un libro entero… tengo que leer varios a la vez.  Ver una película conmigo es horrible… pues no me concentro.  Además cuando estoy en manía tengo serios problemas de memoria y dificultades para tomar decisiones.
  • Insomnio y trastornos de sueño. Puedo dejar de dormir por días.  O simplemente quiero dormir todo el día.
  • Creencias poco realistas.  Me creo super poderosa y que todo lo puedo.  He llegado a creerme que soy la elegida.
  • Negar la existencia del problema y no querer tomar medicina o el tratamiento adecuado.  Hay que reconocer el problema y es creo lo más difícil de aceptar para los bipolares.
  • Cambio de apetito.  Esto afecta pues se puede llegar a ganar o perder mucho peso. Ademas muchas de las medicinas que tomamos los bipolares nos abren el apetito por lo que hay que hacer mucho ejercicio para mantener la figura.

Si eres bipolar y te gustaría compartir conmigo algún otro síntoma, escríbeme aqui.

 

 

Advertisements