Idiocracia y Quetiapina

A veces siento que vivo en mundo rodeada de idiotas.

Solo leer el periodico y me deprimo.

El ser humano no ha evolucionado como quisiera Spock.

Todos repiten lo mismo día tras día y no sueñan.

Me nublo la mente con imágenes Netflix para no pensar.

El Netflix se convierte entonces en una especie de Tegretol para idiotas.

netflix1

Vivimos en una sociedad acomplejada.

Panama tiene complejo de Miami… y los idiotas solo quieren tener…

no quieren ser!

Vivimos sin musica.

Sin lo sublime de las notas altas y bajas de Chopin o de Mozart.

Sin Opera… sin YO YOS, sin Mas y sin Barbras.

Estoy en depresión y te extraño esta noche.

Me costaría mucho hablarte… y no sabría que decirte.

Solo quiero tocarte y sentirte en mi soledad.

Pero no estas… y entonces lucho con las dos fuerzas de la bipolaridad.

Esta noche… Quetiapina.

Advertisements

Conversaciones de aire

Estos días mi mente se desboca otra vez

y no me concentro.

No puedo escucharte y aunque te veo, no te entiendo.

Mi mente juega con fantasias de colores… y me pierdo en mi propia galaxia.

¿Será que esto nos pasa a los bipolares?

Olvido citas y no recuerdo conversaciones.

Me hablas y no te puedo escuchar.

Quiero escucharte, quiero sentirte y mirarte…

pero no te logro alcanzar.

Las palabras se quedan en el aire.

Me asusto y te asusto.

Aquí estoy… esperame!  quiero llegar!

Mi silla verde

Mi silla verde

Tips para los mood swingers

Estas últimas semanas creo que han sido las más estables desde aquel Mayo maniaco.  Con pequeños pasos creo que estoy aprendiendo a balancear a Jenkill y Mrs. Hyde.

caminar en el parque como meditación

caminar en el parque como meditación

Algunos tips y compromisos que me han servido estos meses, además de terapia y mucho amor de pareja:

  • Caminar diariamente con mi perro me ayuda a desconectar la mente por 45 – 50 minutos.  Mi Shrink me habla mucho de practicar meditación pero me cuesta estar quieta por 10 minutos.  Caminar se ha convertido en mi meditación.   Mientras camino con mi bella compañerita de cuatro patas, respiro y OM.
  • Comer un poco más sano – al diablo con las dietas.  He comprobado que simplemente balancear las comidas funciona mejor.  Pierdo peso y me siento más fuerte que antes.  Aquel pantalón de mosquitos verdes me entro otra vez sin vaselina.
  • Tomar mis vitaminas, pastillas azules y suplementos diarios.  (Fish oil) o comer mucho salmón y nueces.
  • Terapia mínimo 2 veces al mes con mi shrink y medir los moods swings… tratar de entender los triggers y poder controlar la manía antes que me descontrole.  Descubrir que el pasado no decide mi presente.
  • Ejercitarme con otros.  Empece a jugar tennis semanalmente otra vez y lo disfruto mucho.  Creo que estoy aprendiendo a escucharme menos.
  • Por lo menos una vez a la semana de verde naturaleza.  La luz natural y el olor del out of the matrix es una de mis mejores terapias.  Naturalex funciona mejor que lamictal.
  • Dormir más de 6 horas y a tiempo… no usar el ipad o impacto de luz brillante antes de dormir.  Por lo menos 45 minutos antes de dormir leo o juego backgammon con mi pareja.
  • Más sexo… definitivamente los bipolares somos más sexuales y creativos en la cama que el resto de los mortales y nuestras parejas necesitan entenderlo.  Sin embargo no somos fáciles en la convivencia.

Bueno, tal vez le funcione a alguien más y si quieren compartir sus tips, bienvenidos!

Los dos lados de la Fuerza bipolar

star warsSiempre me gusto Star Wars y la  la lucha de la fuerza entre el bien contra el mal.  -the good side of the force vs the dark side of the force-.  Ese concepto me hace pensar mucho en mi bipolaridad y en cómo tengo que aprender a controlar dos fuerzas dentro de mi.  Según YODA – «Un misterio infinito la Fuerza es. Mucho por aprender aún queda.»

Cuando estoy en manía, siento una presencia sobrenatural que fluje en mí y ya no me asusta.  Siento fuerza, agilidad y capacidad de crear.  Me siento superior a todos y camino sin humildad.  Ese es el lado oscuro de la fuerza— el Sith en mí.  Que pretende con miedos, inseguridades y vanidad llegar a ser un profeta o un dictador de verticalidades.  ´

Pero yo quiero ir hacía el camino del JEDI, un camino de poder, luz y sabiduría.  Un camino de vocación espiritual y servicio a los demás, tal cuál mi héroe budista el Dalai Lam el Obi Wan.  Creo que Ghandi, Jesús, Madre Teresa y algunos otros héroes contemporaneos aprendieron las técnicas del lado de la luz y por eso los recordamos.  Por eso son todavía una fuerza real  y poderosa.   Por eso estuvieron y están con nosotros hasta que sea el momento.  Aunque es en este estado de manía cuando logro entender la cosmología del ser humano:  TODOS Y CADA UNO DE LOS HABITANTES DEL PLANETA TIERRA TIENEN UN PLAN QUE CUMPLIR ANTES DE MORIRSE!   También es un estado que me lleva a hacer y decir verticalidad.

No puedo dormir y mi cabeza vuela… Tengo revelaciones nocturnas de imnsonio y pienso en la horizontalidad y la verticalidad de la vida.  En la verticalidad dejamos de amar y de soñar.  Nos convertimos en automatas de un mundo MCdonalizado. Y esperamos solamente satisfacción personal y $$.   En la horizontalidad, que aunque no me deje dormir,  sueño despierta  y me inspirto a ser mejor persona.  En la horizontalidad puedo ser, crear y hacer verde.  Es aquí donde medito entre estrellas y me vienen las respuestas que a diario me pasan desapercibidas.   En este estado de locura que me hace creer que soy “especial”, es donde encuentro la dirección a mi encrucijada… y siempre en horizontal y verde!