Insomnio y Memorias de Asia

Hace un par de días regrese de una aventura memorable en Asia.   Un mes recorriendo pueblos, descubriendo sabores, aprendiendo un poco de la historia antigua del Sur de Asia, la filosofía budista, meditación y mindfulness.

Vietnam

En este recorrido mágico, visite diversos templos budistas en Cambodia, Thailandia y Vietnam de la mano de mi maestro del mindfulness, que con mucha practicidad me esta iniciado hacia un camino de liberación.  Entender que mi bipolaridad no es una enfermedad terrible y que, tal vez es una ventaja para ver entender el mundo volátil e incierto en el que nos ha tocado vivir.

Monjes Budistas

En mi viaje conocí a un hombre que me daba clases de Tai Chi durante algunas  mañanas y  me compartió una frase de Dr. Moshé Feldenkrais que tiene como mantra:  “Haz lo imposible posible, lo posible fácil y lo fácil elegante”.  Definitivamente tratar de estar “mindfulness” me ayuda a estar más consciente de mi bipolaridad, de mis cambios de “mood” y de mi distracción.  A través de la meditación espero controlar mis triggers y  los demonios que a veces me atacan y no me dejan dormir.

Tal vez es el cambio de horario, que todavía me tiene con jeg lag y entonces quiero simplemente divagar y recordar esta experiencia con gente increible que me ha enseñado tanto en tan poco tiempo.    En Occidente nos concentramos tanto en tener… y no en ser…  Quiero SER!!

Templos en Cambodia

Mientras caminábamos y descubríamos los templos de Angkor, un lugar mágico en Cambodia y con templos que inician en el siglo IX con el rey Jayavarman II, mi maestro me contaba diversas historias y leyendas.   Siempre me fascino la historia de Mahabharata, pero descrubir el mural de la la batalla de Kurukshetra en un templo Cambodiano, entre los Pandavas y los Kauravas y recibir la historia e interpretación de mi maestro ha sido una experiencia  única que voy a atesorar toda mi vida.

Batalla

Aunque no puedo cambiar mis pensamientos, si  puedo cambiar la relación con los pensamientos negativos,  como Arjuna cuando gana la batalla siguiendo el consejo de justicia que le da el coraje para derrotar a sus enemigos.

Angkor

Una tarde me escapé en Saigon y me toco practicar mindfulness de 5 minutos… me senti asfixiada en el caos urbano de una ciudad gigantezca y de tantos millones.  Tenía que parar y respirar… tenía taquicardia y una sensasión de ahogo entre tanta gente.  Tal vez es el mismo sentimiento que experimiento muchas veces sin la gente… y con mi mente.

 

Esta meditación práctica me ayuda a relajarme… aunque todavía mi mente me vacila y me vienen los pensamientos de grandiosidad cuando no duermo lo suficiente… pero menos de locura.

 

 

 

Hospital Art / Arte de Hospital

Estuve un par de días en el hospital para bajar las manías galácticas.  Esta vez me esta costando mas píldoras azules entrar nuevamente al matrix.

Hoy simplemente quiero compartir tres piezas simples de arte que me hablaron en las caminatas sin rumbo de mi cuarto de hospital hasta la entrada de las enfermeras de turno (que por cierto es una profesion especializada y con serios problemas en Panamá – NO HAY SUFICIENTES). Y confesar que se portaron de maravilla durante esta crisis de estrellas y GALAXIA Y sonido interestelar.

Estas fotos las tomo mi linda terapista en una de sus visita$, no me quejo es muy buena y me esta ayudando mas que la religion en este momento.  Los nombres de las piezas los he dado yo.

Empezando con Lion Heart = Corazon multicolor

12 Monkeys = 12 circulos desiguales

Agua = es vida

Círculos mágicos de la bipolaridad

flickritem

Art by Ben Heine

El mundo es un pequeño círculo.

Y todos somos lo mismo

círculos que se tocan eternamente

y seguimos repitiéndonos.

La bipolaridad me hace ver  esa magia estando en manía… sentir a los que no están

Veo claramente los círculos rápidos de la vida.

Son profundos, confusos y se repiten si lo queremos.

En manía los veos y casi los puedo tocar.

Siento la presencia de algunos que estuvieron antes de mí y que siguen aquí.

 

 

 

 

¿Cuánto cuesta el silencio?

IMG_3745

Te has retirado de mi vida casi por completo.

Ya no te escucho con la fluidez de ayer.

No me cuentas tus deseos ni abandonos.

Solo del gimnasio.

Ya no hablamos… ya no te siento.

Y me duele tu silencio.

Eres mi piel… te quiero… te necesito.

¿Te espantó mi manía bipolar?

¿o fue la excusa?

¿Los de allá y los de acá?

A veces no se si es real o no.

Tips para los mood swingers

Estas últimas semanas creo que han sido las más estables desde aquel Mayo maniaco.  Con pequeños pasos creo que estoy aprendiendo a balancear a Jenkill y Mrs. Hyde.

caminar en el parque como meditación

caminar en el parque como meditación

Algunos tips y compromisos que me han servido estos meses, además de terapia y mucho amor de pareja:

  • Caminar diariamente con mi perro me ayuda a desconectar la mente por 45 – 50 minutos.  Mi Shrink me habla mucho de practicar meditación pero me cuesta estar quieta por 10 minutos.  Caminar se ha convertido en mi meditación.   Mientras camino con mi bella compañerita de cuatro patas, respiro y OM.
  • Comer un poco más sano – al diablo con las dietas.  He comprobado que simplemente balancear las comidas funciona mejor.  Pierdo peso y me siento más fuerte que antes.  Aquel pantalón de mosquitos verdes me entro otra vez sin vaselina.
  • Tomar mis vitaminas, pastillas azules y suplementos diarios.  (Fish oil) o comer mucho salmón y nueces.
  • Terapia mínimo 2 veces al mes con mi shrink y medir los moods swings… tratar de entender los triggers y poder controlar la manía antes que me descontrole.  Descubrir que el pasado no decide mi presente.
  • Ejercitarme con otros.  Empece a jugar tennis semanalmente otra vez y lo disfruto mucho.  Creo que estoy aprendiendo a escucharme menos.
  • Por lo menos una vez a la semana de verde naturaleza.  La luz natural y el olor del out of the matrix es una de mis mejores terapias.  Naturalex funciona mejor que lamictal.
  • Dormir más de 6 horas y a tiempo… no usar el ipad o impacto de luz brillante antes de dormir.  Por lo menos 45 minutos antes de dormir leo o juego backgammon con mi pareja.
  • Más sexo… definitivamente los bipolares somos más sexuales y creativos en la cama que el resto de los mortales y nuestras parejas necesitan entenderlo.  Sin embargo no somos fáciles en la convivencia.

Bueno, tal vez le funcione a alguien más y si quieren compartir sus tips, bienvenidos!

Culpabilidad y bipolaridad

Siempre siento culpa…

del otro lado de la máscara… todavía hay culpa.

y ella no me permite avanzar.

Me nubla los sentidos y me desgasta.

culpa bipolar

culpa bipolar

Siempre ha estado… la culpa.

No la miré, no le dije, no hice… no le dí…

Por qué nos ataca tanto este sentimiento a algunos bipolares?

Siento que la culpa es un grillete en mi tobillo.

Y en estos días trato de liberarme de ella.

Cómo?

alguien me dijo… empieza a pedir más y dar menos.

Hipersexualidad y bipolaridad

Hace años en Suiza, una ex me dijo… tu bipolaridad te convierte en una buena amantePero también te convierte en una persona que no respeta barreras y que hace daño. Al final la herí y más nunca la vi.

Esa ha sido la historia con algunas mujeres en mi vida… un torbellino de emociones que empieza bien y termina siempre mal.   Me aburro después de un rato… lo que me gusta es el thrill de enamorar y atrapar… como en el beso de la mujer araña de Manuel Puig.

La bipolaridad es una enfermedad compleja… no es solo aprender a manejar el balance entre manías y depresiones;  es también aprender a controlar la hipersexualidad y a mantener relaciones monógamas.   Lo más difícil para mí es lo segundo, pues en los sube y baja necesito siempre más y no siempre igual. Me aburre lo mismo… pero qué me queda?

He tomado malas decisiones en el pasado y ahora aprendo que aunque la medicina no me controla las emociones… no tengo que seguir siempre mis instintos.  No es fácil, pero la meditación me ayuda.  La siquiatra no mucho ultimamente… tal vez debería tener un EL siquiatra… estos días de hipersensibilisexualidad.

pintando

Estas últimas semanas ha llegado nuevamente ese torbellino sexual… que aparece y desaparece dejandome solo frustración. Hoy lo combatí con pintura…  le di forma al lienzo como si fuera el cuerpo de una mujer… mientras pinto… pienso en sus curvas y la imagino y me imagino.  Hoy me resultó.

Manteniendo el control

IMG_4749
La bipolaridad es una batalla constante, no es relajo esta enfermedad.

El sube y baja… la aceptación y la negación de la enfermedad es difícil y agota.

Después de cada manía viene una dependencia…

Hacia algún amigo especial, la pareja, un familiar o el terapista.

Siempre después de una crisis fuerte, se necesita un ancla que nos sostenga y nos haga ver la realidad.

En manía me siento independiente… en control.

En manía no necesito a nadie ni nada. Me atrevo a decir, a sentir y a tener.

Y cuando pasa… te necesito!

Y cada vez más para saber que estoy caminando ¨normal¨.

Pero ¿qué es normal?

Quiero perderme, desaparecer, ser anónima y huir de la MALDITA BIPOLARIDAD!

Me rodeo entonces de actividades, de cosas…. para no pensarla… para no sentirla.

Quiero escaparme de la bipolaridad pero siempre me alcanza…

y me agoto y te agoto.

Es el fin de la bipolaridad simpelemnte sobrellevarla?

cómo mantener ese balance sin perderte?

La pastilla azul!

Entre dos Mundos

Aprender a manejar la bipolaridad es buscar el balance y para muchos es un camino que parece imposible.

En mis años de batalla con la enfermedad he descubierto que existen diferentes formas de manejarla, sin embargo ha sido muy difícil lograr que alguna terapia me funcione al 100%

He tratado varias formas:

  1. ignorarla… y tal vez desaparezca sola
  2. Con tratamiento profesional y mucha medicina
  3. Naturalmente… sentir la fluidez de la enfermedad y abrazarla o
  4. Holísticamente… la que experimento en estos momentos.

Aunque yo siempre preferí la manera natural;  mi familia, amigos y sobre todo mi pareja se aterran… y cuando llegan esas reacciones diferentes y un poquito más excéntricas… me mandan al médico de inmediato y a tomar más dosis de tegretol o una de esas meds más potentes que me adormecen por momentos… que me ayudan a ignorarme… a no sentir… no soñar… ni decir… pero que me corta las manías.

Desde hace un par de meses y luego de mi última crisis de manía estoy probando una terapia más ecléctica, gracias a una nueva psiquiatra que me esta ayudando e entender un poco más mi enfermedad.   No quiero adormecerme y no quiero simplemente caminar y no dejar rastros… no quiero ser una más de las tantas mujeres que caminan sin ser… y sin hacer.   Dónde están mis heroínas?

En estos años de sube y baja, estoy aprendiendo a medicarme y a tranquilizarme…  y a meditar….

estoy meditando por primeara vez en mi vida y me gusta!

Quiero aprender  a dejar de ser mi enfermedad….  cuando por breves momentos he SIDO mi enfermedad, abrazando la locura o genialidad de la bipolaridad…  es cuando esa fuerza cósmica dentro de mí me transforma… y entonces me pregunto… ¿si esos pensamientos locos adormecidos son realmente mi SER?

El tegretol o su comodín… me adormece… me entumece… y me enloquece.

Sí, yo prefiero la manera holística… pues  entonces puedo ser creativa y atrevida… pero me asusta perder el control.