Insomnio y Memorias de Asia

Hace un par de días regrese de una aventura memorable en Asia.   Un mes recoriendo pueblos, descubriendo sabores, aprendiendo un poco de la historia antigua del Sur de Asia, la filosofía budista y aprendiendo meditación y mindfulness.

Vietnam

En este recorrido mágico, visite diversos templos budistas en Cambodia, Thailandia y Vietnam de la mano de mi maestro del mindfulness, que con mucha practicidad me esta iniciado hacia un camino de liberación.  Entender que mi bipolaridad no es una enfermedad terrible y que, tal vez es una ventaja para ver entender el mundo volátil e incierto en el que nos ha tocado vivir.

Monjes Budistas

En mi viaje conocí a un hombre que me daba clases de Tai Chi durante algunas  mañanas y  me compartió una frase de Dr. Moshé Feldenkrais que tiene como mantra:  “Haz lo imposible posible, lo posible fácil y lo fácil elegante”.  Definitivamente tratar de estar “mindfulness” me ayuda a estar más consciente de mi bipolaridad, de mis cambios de “mood” y de mi distracción.  A través de la meditación espero controlar mis triggers y  los demonios que a veces me atacan y no me dejan dormir.

Tal vez es el cambio de horario, que todavía me tiene con jeg lag y entonces quiero simplemente divagar y recordar esta experiencia con gente increible que me ha enseñado tanto en tan poco tiempo.    En Occidente nos concentramos tanto en tener… y no en ser…  Quiero SER!!

Templos en Cambodia

Mientras caminábamos y descubríamos los templos de Angkor, un lugar mágico en Cambodia y con templos que inician en el siglo IX con el rey Jayavarman II, mi maestro me contaba diversas historias y leyendas.   Siempre me fascino la historia de Mahabharata, pero descrubir el mural de la la batalla de Kurukshetra en un templo Cambodiano, entre los Pandavas y los Kauravas y recibir la historia e interpretación de mi maestro ha sido una experiencia  única que voy a atesorar toda mi vida.

Batalla

Aunque no puedo cambiar mis pensamientos, si  puedo cambiar la relación con los pensamientos negativos,  como Arjuna cuando gana la batalla siguiendo el consejo de justicia que le da el coraje para derrotar a sus enemigos.

Angkor

Una tarde me escapé en Saigon y me toco practicar mindfulness de 5 minutos… me senti asfixiada en el caos urbano de una ciudad gigantezca y de tantos millones.  Tenía que parar y respirar… tenía taquicardia y una sensasión de ahogo entre tanta gente.  Tal vez es el mismo sentimiento que experimiento muchas veces sin la gente… y con mi mente.

 

Esta meditación práctica me ayuda a relajarme… aunque todavía mi mente me vacila y me vienen los pensamientos de grandiosidad cuando no duermo lo suficiente… pero menos de locura.

 

 

 

Advertisements

El negocio del Mindfulness

meditation

Me da risa que todos a mi alrededor me hablan de mindfulness.

De lo importante de la meditación individual para lograr la felicidad absoluta.

Creo que es importante meditar y respirar… pero hay mucho mas.

Hay que conectarnos con otros en la búsqueda de la felicidad.

Hay que conectar con natura para mantener la sanidad.

Pero el mindfulness se convierte en otro negocio mas.

Vivimos conectados con pantallitas de celulares

respondiendo e-mails y chats.

Y meditamos con el celular… y con las pantallas.

Y nos cuesta… y nos cobran por el mindfulness.

Vivimos en una sociedad tan narcisista

que pretende enseñar “happiness”con libros y ejemplos matemáticos.

Que pasa con las experiencias reales?

Que pasa con la espiritualidad compartida

y la naturaleza?

Mi mindfulness es menos yo… y mas natura.

Tal vez mi bipolaridad me hace ver lo que no es?

Pero en mi mente psicodélica y poco tradicional pienso

autenticidad, naturaleza, humildad y mas amor = Mindfulness