El infinito feminista de Kusama

Me fascina Yayoi y su psicodélica visión de la vida en la que explora su propia sicología a través de su arte de puntos infinitos y de un universo pequeñito… de mujeres rojas y decididas, sensibles y un poco maníacas.  Hay momentos en que también me siento como un simple puntito invisible en un universo loco y despiadado… tal vez debería como ella vivir al frente del edificio azul y no preocuparme demasiado.

Para un arte como el mío –arte que combate en la frontera entre la vida y la muerte y que cuestiona lo que somos y lo que significa vivir y morir– [Japón] resultaba demasiado pequeño, demasiado servil, demasiado feudal y demasiado desdeñoso con las mujeres. Mi arte necesitaba una libertad más ilimitada y un mundo más amplio.”   – Yayoi Kusama